julio 29, 2013

10 espías que causaron revuelo en la historia del siglo XX

Wolf, el ‘espía sin rostro’

Markus Wolf nació el 19 de enero de 1923 en Alemania. Fue conocido como el “espía Romeo” o el “espía sin rostro” y dirigió los servicios secretos de la República Democrática Alemana (Stasi). Consiguió inflitrar a varios agentes en la República Federal Alemana, que eran entrenados para ser expertos seductores que “cazaban” a secretarias solteras de altos cargos gubernamentales. Se jubiló en 1986 y se entregó a las autoridades en 1991. Fue juzgado y condenado. Murió en noviembre de 2006.

Philby, el único triple agente

Harold Adrian Russell Philby, más conocido como Kim, nació en Inglaterra el 1 de enero de 1912 y es considerado la figura más importante de la historia del espionaje. Parece increíble, pero se sostiene que fue un triple agente, ya que fue parte del Servicio Secreto de Inteligencia de su país y enlace de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y el FBI (Buró Federal de Investigaciones) de Estados Unidos; no obstante, brindaba toda la información a los soviéticos. Falleció en Moscú, el 11 de mayo de 1988.

Curiosidades del mundoHiss, el supuesto inocente

Alger Hiss murió el 15 de noviembre de 1996 alegando inocencia durante casi medio siglo. Este abogado nacido el 11 de noviembre de 1904, en Estados Unidos, fue oficial del Departamento de Estado de su nación. Su supuesto calvario inició en 1948 y tuvo un culpable: Whitaker Chambers, excomunista que lo acusó de ser espía de los soviéticos. Fue apresado en dos ocasiones por el delito de perjurio, porque se negó a aceptar que había filtrado datos. Impulsó varias investigaciones para limpiar su nombre.

Pujol, el camaleón español

Juan Pujol García nació en 1912, en España, y falleció en 1988. Este doble agente tenía dos nombres en clave: uno británico (Garbo) y otro alemán (Arabel). Ayudó al exitoso desembarco en Normandía al final de la Segunda Guerra Mundial, porque la información falsa que dio a Alemania convenció a Adolf Hitler de que el ataque sería más tarde y en otro lugar. Fue tan buena en su labor, que resultó condecorado con medallas de ambos bandos: la Cruz de Hierro alemana (1944) y la Orden del Imperio Británico (1944).

Pollard, el informante de Israel

Jonathan Jay Pollard es estadounidense y nació el 7 de agosto de 1954, en Texas. Pese a las investigaciones realizadas por la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y el FBI (Buró Federal de Investigaciones), aún se desconoce la cantidad de información que filtró a Israel. Se maneja que trabajaba para el Mossad, el servicio de espionaje exterior de esa nación, que le otorgó la ciudadanía. Fue condenado a cadena perpetua en 1987, mientras Israel continúa realizando cabildeo para que sea liberado.

Penkovski, el ‘agente héroe’

Oleg Vladímirovich Penkovski nació el 23 de abril de 1919. Se calcula que este oficial de artillería soviético pasó más de 10.000 documentos clasificados a sus contactos de Estados Unidos. En 1962 alertó al Gobierno estadounidense de que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) instalaba misiles nucleares en Cuba. Por ello, fue conocido como el “agente héroe”. Fue delatado y ejecutado. Hay dos versiones, que lo cremaron vivo y que le dieron un balazo en la nuca para, posteriormente, cremarlo.

Rosenberg, la pareja condenada

Ethel Greenglass Rosenberg (1915-1953) y Julius Rosenberg (1918-1953) nacieron en Estados Unidos. Murieron en la silla eléctrica, fueron los primeros ejecutados en la historia de ese país por el delito de espionaje. Eran parte del Partido Comunista. El hermano de Ethel, David, los acusó de pasar secretos nucleares a los soviéticos, por lo cual fueron juzgados y condenados. Pero en 1966, David confesó que involucró a los esposos por las presiones del FBI (Buró Federal de Investigaciones).

Mata Hari, la bailarina seductora y peligrosa

Su nombre era Margaretha Geertruida Zelle y nació el 7 de agosto de 1876, en los Países Bajos. Se hizo pasar por princesa de Java para dedicarse a bailes exóticos y dio espectáculos de streap-tease. En 1917, fue acusada por Francia de ser una doble agente que trabajaba para Alemania en la Primera Guerra Mundial y por provocar la muerte de miles de uniformados. No hubo pruebas concluyentes en su proceso, pero igual fue sentenciada al fusilamiento. El día de su captura, pidió una ducha, tras lo cual salió desnuda y entregó bombones a sus captores. El 15 de octubre, en su ejecución, los miembros del pelotón lucieron los ojos vendados para que no cedan a sus encantos. Mata Hari lanzó un beso de despedida a sus ejecutores. Su cabeza embalsamada fue robada del Museo de Criminales de Francia, en 1958, tal vez por uno de sus fans.

Iser Har'el, el cerebro del Mossad

Rusia fue el país de su nacimiento, en 1912. Su familia emigró a Lituania y, luego, a Israel. Allí, es recordado como el mejor y más eficaz director del Mossad, el servicio de espionaje exterior israelí; se convirtió en una leyenda de la Inteligencia desde los años 50 del siglo pasado y era conocido en el rubro como el Encargado. Fue acérrimo aliado de Estados Unidos, nación a la que colaboró con la recolección de información sobre la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y su agencia de espionaje: KGB. Su más célebre misión fue la Operación Garibaldi, que capturó, en 1960, a Adolf Eichmann, uno de los más sanguinarios criminales de la Alemania nazi; lo que se tradujo en un libro publicado en 1975. Falleció en Israel, el 18 de febrero de 2003.

Aldrich Hazen Ames, el ‘topo’ que hizo matar a sus colegas

Natural de Wisconsin, Estados Unidos, este exoficial y analista de contrainteligencia de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) nació el 26 de mayo de 1941. Durante la Guerra Fría entre el Gobierno norteamericano y el de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), se dedicó a la venta de información. Comenzó a hacerlo desde 1985, cuando se presentó a la sede diplomática de los soviéticos en la ciudad de Washington para ofrecer sus servicios. Su importante cargo en el organismo de Inteligencia estadounidense le permitía acceder a información privilegiada, como la identidad de las fuentes confidenciales. Este “topo” dio su máximo golpe al entregar la nómina de todos los agentes encubiertos que trabajaban para la CIA en suelo ruso, los cuales fueron ejecutados. Por sus filtraciones, consiguió al menos $us 4,6 millones y casi la mitad de ese dinero se encuentra en una cuenta bancaria secreta. Fue arrestado en 1994, en un viaje a Moscú, y juzgado y condenado a cadena perpetua en su país.// La Razón (COM)

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece, además es no permite seguir trabajando.

Alimentos (22) Animales (10) Autos (12) Caricaturas (5) Chistes (50) Ciencia (8) Cine (35) Colmos (9) Curiosidades (3) Deportes (16) Dibujos (3) Divas (4) Docs (1) Economía (38) Educación (36) En broma (8) Famosos (53) Fotos (2) Frases graciosas (24) Fútbol (24) Gadgets (10) Gente (99) Gifs (23) Humor (8) Humor gráfico (124) Infografías (26) Internet (92) Juegos (3) Letreros (3) Mandamientos (7) Marcas (5) Memes (11) Mundo (105) Música (10) Notas curiosas (50) Noticias (3) Noticias curiosas (13) Objetos (5) Personajes (22) Salud (96) Superación (56) Tatuajes (9) Tecnología (25) Televisión (9) Videos (10) Videos graciosos (9)

Seleccionar