abril 01, 2017

10 motivos por los que tu negocio no funciona

¿Eres emprendedor y algo en tu negocio no marcha bien? Cuando tienes indicios de ello el paso más importante es identificar dónde reside el problema.  En este post te orientamos sobre algunas de las razones más comunes por las que tu negocio no funciona.  

1. No has definido tu modelo de negocio

El éxito de tu negocio no se basa en realizar un modelo previo sino definirlo bien. El modelo de negocio debe ser, además de la visión genérica de lo que pretende ser tu negocio, también tu informe de cabecera; si no lo tienes claro empezar tu proyecto puede llegar a ser muy complicado.

Es importante comprobar las tendencias de mercado, tu competencia y tus clientes potenciales para saber si se trata realmente de un modelo de negocio rentable o por el contrario te va a dar más quebraderos de cabeza de los habituales. Ten en cuenta que es mejor tenerlo claro desde el principio que dar lugar a un cambio de modelo a mitad de camino.

Consejos de negocios

2. No atiendes a las señales del mercado

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior. Escucha lo que te indica el mercado sobre oferta y demanda con un buen estudio de mercado. No nades a contracorriente y sin seguir las tendencias. Conocer los nichos más rentables, los precios de mercado o los índices de consumo. El mercado es indirectamente un coordinador de decisiones.

3. Se te disparan los costes

Es posible que vendas pero no lo suficiente para cubrir costes que se te disparan cada mes. Esto se debe principalmente a que no has tenido en cuenta los márgenes.

En un negocio la diferencia entre el ingreso por ventas y el costo de producción (también llamado de operación) indican el beneficio bruto que se puede ver limitado no sólo por los costes de producción. Minimizarlo sin perder calidad en el servicio o producto es una de las estrategias más perseguidas por empresas y negocios.

4. No alcanzas objetivos de venta

La falta de ventas constituye uno de los principales motivos de cierre de negocios. Por ello, si  cada mes ves tu caja en números rojos o no alcanzas tus objetivos de ventas es muy conveniente que te hagas algunas de estas preguntas:

  • ¿Tengo un plan de ventas?
  • ¿Conozco bien a mi cliente potencial?
  • ¿Sé cómo dirigirme a él?
  • ¿Es mi producto lo suficientemente atractivo?
  • ¿Sé cómo comunicar sus beneficios?
  • ¿Tiene el precio adecuado?
  • ¿Es mi negocio fácilmente localizable?
  • ¿Invierto lo suficiente en marketing?

El motivo de por qué no vendes reside en la respuesta a alguna de estas cuestiones. Por suerte, son muchos los recursos  para aprender a vender a golpe de clic. Es el caso de la guía 99 técnicas para vender más que te orientará de manera sencilla sobre las principales estrategias exitosas.  

5. No fidelizas clientes

Es posible que hagas clientes nuevos pero te compran solo una vez. La falta de fidelización es también un problema para tus ventas, máxime cuando las estadísticas indican que es mucho más barato fidelizar que hacer clientes nuevos. Éstos requieren esfuerzos extra de comunicación  comercialización y políticas de precio. Pero, no te equivoques, no todo está hecho tras realizar el primer camino. Es importante que implantes estrategias de fidelización que hagan más fuertes los lazos con tus primeros clientes y satisfaciendo sus necesidades.

6. No mides resultados

Quizá sí implementas estrategias de marketing pero a la hora de la verdad no monitorizas resultados. Error. Tener un diagnóstico de la situación es fundamental para saber dónde debes mejorar; pese a ello, aún existen pequeños negocios que no manejan información estadística o métricas (KPIS) con las que poder optimizar rendimientos económicos.

Otro de los puntos flacos en este aspecto es cuando no involucras a tu plantilla en la consecución y seguimiento de estas métricas. Cualquier estrato de tu organización debe contar con las directrices para adquirir responsabilidades y evaluar su trabajo.

7. No inviertes lo suficiente

Muchos emprendedores tienen el objetivo de abaratar costes y dejan de invertir en áreas donde es casi obligatorio el gasto, especialmente si no cuentas con la formación necesaria y éste puede ser otro de los motivos por los que tu negocio no funciona.  Date cuenta de que hay cuestiones que no puedes hacer tú solo.  Es probable que seas realmente bueno administrando pero ¿y captando clientes? Si no tienes ni idea de marketing y además dejas de invertir en él nunca conseguirás atraer clientes.

Además, otro punto en el que flaquean muchos negocios es en la implementación de herramientas tecnológicas. No debes quedarte atrás en el camino hacia la transformación digital. El Big Data y Cloud son soluciones que te aportarán notables beneficios en la gestión de tu negocio.

8. No piensas en lo importante: tu cliente

Andas ensimismado con tu negocio y con la idea de ganar que has perdido el que debe ser tu principal foco de atención: el cliente. Como una vez dijo el director ejecutivo de General Electric, Jack Welch : Las compañías no pueden ofrecer estabilidad laboral. ¡Solamente los clientes pueden! Por ello, es fundamental que tu negocio practique una filosofía orientada al cliente. Si ésta es una de las señales que te hacen pensar que algo está fallando es aconsejable que dejes de priorizar los números sobre tus compradores.

9. Falta de motivación

Esta causa es tan nociva como cualquiera de las anteriores. Debes tener muy en cuenta que emprender no es una tarea sencilla, requiere ganas y actitud frente a los momentos duros. La falta de motivación te hará tirar la toalla antes de tiempo y recuerda que alcanzar beneficios es cuestión de constancia y paciencia, las que necesitas para impulsar tu negocio.

Además, estar desmotivado es probablemente tu peor enemigo en la atención al público ya que las desganas y negatividad influyen negativamente cuando se trata de atraer clientes, vender y fidelizar.

10. No cuentas con un buen servicio de asesoría

Con el cierre contable llega ese momento en el que confirmas que algo no marcha bien en tu negocio y te planteas si, en buena parte, es culpa de un mal servicio de asesoría. Quizá tu asesor no cumple con los plazos de presentación o te desinforma sobre las subvenciones y ayudas a las que puedes acogerte y cuando esto ocurre es el momento de mejorar y cambiar a una asesoría con profesionales que sepan dar respuesta a tus necesidades y llevar tus obligaciones fiscales.// InfoAutónomos

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece, además es no permite seguir trabajando.

Alimentos (22) Animales (10) Autos (12) Caricaturas (5) Chistes (50) Ciencia (8) Cine (35) Colmos (9) Curiosidades (3) Deportes (16) Dibujos (3) Divas (4) Docs (1) Economía (38) Educación (38) En broma (8) Famosos (53) Fotos (2) Frases graciosas (24) Fútbol (24) Gadgets (10) Gente (100) Gifs (23) Humor (8) Humor gráfico (124) Infografías (26) Internet (92) Juegos (3) Letreros (3) Mandamientos (7) Marcas (5) Memes (11) Mundo (105) Música (11) Notas curiosas (50) Noticias (3) Noticias curiosas (13) Objetos (5) Personajes (22) Salud (96) Superación (56) Tatuajes (9) Tecnología (25) Televisión (9) Videos (10) Videos graciosos (9)

Seleccionar